Con objeto de evitar el vertido de escombros provenientes de pequeñas obras en zonas incontroladas de nuestros campos, decidimos poner en marcha un servicio de recogida de los mismos mediante contenedores de 9 m3 de capacidad.

El objetivo era que se recogieran en los mismos cantidades no superiores a 1 m3 de escombros provenientes de "chapuzas" caseras al facilitar el vertido colocando estos contenedores a las afueras de cada Municipio y dando la conveniente publicidad al servicio.

Aunque hay que reconocer que no solo se vierten escombros en estos contenedores, también hay muebles y trastos viejos, el servicio está siendo positivo dada la frecuencia con que tenemos que proceder a la recogida de estos contenedores y la progresiva desaparición de zonas típicas de vertido incontrolado.

Get Flash to see this player.